El mundo de Married
sensaciones de Rafael Cruz.

Callejeamos por el Oviedo antiguo, siempre prestoso. Entre una multitud de chigres nos detuvimos en un rinconín ante un restaurante titulado Married. Miramos la carta y aunque era temprano decidimos entrar a cenar.

Elegimos el menú degustación para buscar la sorpresa. Recuerdo lo ocurrido desde entonces: así como el mar se pobló de azules, y de verdes la tierra de Asturias, en la cocina de César la esencia de manzana verdea con levedad las cocochas; los frutos de mar y de tierra amarillean los platos vestidos de sol, mientras el vino de Cangas enrojece el paladar con delicadeza. Prestaría tocarlo. Es imposible no sonreír después del primer maridaje; al segundo y tercero la delicia escala el monte del gozo. Cerré los ojos y gemí.

Con creaciones elaboradas sin enfado, César expulsa el disgusto, la pena, la indiferencia incluso. Consigue descorchar el rubor primero, la excitación después. Destapa la armonía entre la luz y los sentidos. Amor en definitiva.

Married observa con indisimulado encanto cómo nos dejamos llevar por la música de las salsas bañadas en el silencio. ¡Ay!, piensa Married, si todos los desfiles se rodearan de estos sabores dulces, salados y amargos, regados con el olor de vino; si el mundo se ciñera a este instante de placer.

Cuánta razón, la de Married. Al final no pude más que dejar salir de mí un ¡Socorro, soy feliz!


Tenemos nuevas propuestas para el día a día con menús degustación. Detalles y soluciones que provocarán sorpresa y diversión.

Si te gusta nuestro salón... PíDELO, ES TUYO.
Grupos de 14 a 20 personas desde 40€ pax.